Plaza de la Basílica de Santa Marta

La segunda catedral más antigua de Sudamérica se encuentra en Santa Marta. Tuvo un rol destacado en la difusión de la religión católica en la región. Se construyó gracias a lo recaudado con el impuesto a las botellas de ron.